Características de los 800m

800 metrosIgual que hay más de una ruta de viaje para llegar a un destino, hay muchos enfoques que pueden ser aplicados para llevar a un atleta a su potencial como corredor de 800 metros. Sin embargo, lo que podría ser de ayuda desde el principio es identificar el tipo de atleta(s) que estás entrenando. Un corredor de 800 metros puede ser incluido en tres categorías distintas:

  1. Tipo sprint
  2. Completo
  3. Tipo distancia

El TIPO SPRINT responde mejor a carreras relativamente rápidas con un número limitado de repeticiones y recuperaciones largas. Este grupo se cansa fácilmente, tanto que de hecho a veces te preguntarás si están trabajando lo suficientemente duro. Las repeticiones raramente exceden (¡lo creas o no!) 600m.

El TIPO COMPLETO es el atleta que puede correr por una variedad de eventos de forma adecuada pero no destaca necesariamente en ningún evento. Este corredor es ”multiusos”. Entrenarán a una intensidad reducida pero tendrán recuperaciones más cortas y manejarán un volumen considerablemente más grande. Este grupo entrenará en ocasiones alguno de los otros grupos en función del diseño del entreno y lo que el entrenador desea cumplir en la sesión particular.

El TIPO DISTANCIA entrenará a un ritmo más lento pero su volumen es considerablemente mayor. A este grupo le costará más tiempo recuperarse de un entreno de pista.

Además de conocer a tu(s) atleta(s), es claramente importante entender los requerimientos del evento. Estamos hablando de un evento que en el que puede tardar en completarse de 1:41.11 si tu nombre es Wilson Kipketer o en 1. Éste es un evento altamente anaeróbico. El 800 metros es aproximadamente 67% anaeróbico frente a un 33% aeróbico. Al planear tu entrenamiento, recuerda la teoría de especificidad. Estás entrenando a tu atleta para rendir lo más cerca posible de su potencial. Para alcanzar su potencial se requiere al atleta entrenar de una manera muy específica.

¿Cómo se hace esto?

El sistema anaeróbico (SA) produce gran parte de la energía durante la carrera de alta intensidad de 1-3 minutos, durante los cuales la demanda de oxígeno excede su suministro. La carrera de 800 metros se desarrolla más eficientemente con repeticiones de alta velocidad de carrera con duraciones que pueden ser de 40 hasta 90 segundos.

 

El sistema aeróbico (O2) se desarrolla mejor con carreras repetidas de al menos de 3 a 5 minutos de duración bajo la toma máxima de oxígeno de los atletas. La toma máxima de oxígeno puede ser determinada por el ritmo en que un atleta puede mantenerse por 12 minutos.


 Record del Mundo Rudisha 1.40.91 Juegos Olimpicos Londres 2013

Poner en práctica estos principios fisiológicos requiere un plan cuidadosamente preparado. El elemento más importante es el tiempo: hay un cronometraje que implica hacer cosas en el tiempo adecuado y hay momentos en los que quieres que tu atleta rinda a su máximo. Cuando se planifica el entrenamiento es importante contar cuánto falta para la(s) semana(s) del campeonato. Ten en cuenta que ningún ciclo de entrenamiento debería sobrepasar las 4-6 semanas, ya que el efecto del entrenamiento será mínimo después de las 6 semanas. Durante esta temporada temprana es sabio enfatizar volumen por encima de intensidad. Juega con los puntos fuertes del atleta. Por esto es por lo que clasificamos al corredor de 800 metros en categorías. Tienes que tener una mezcla de entrenamientos a lo larrgo del año de entreno que refleje los sistemas de energía que necesitas estimular. Nunca menosprecies el trabajo de velocidad (en forma de  velocidad, resistencia al correr y condicionamiento aeróbico). Tu énfasis en el componente de velocidad variará a medida que ajustes volumen e intensidad pero tengas en cuenta que cambios súbitos pueden causar lesiones. Evita un cambio súbito de un tipo de entrenamiento a otro. ”Ondula”’tus transiciones de entrenamiento para que los segmentos no causen un cambio demasiado abrupto. El volumen disminuirá a medida que progresa la temporada, y la intensidad aumentará en su lugar. No incrementes volumen junto con intensidad. La intensidad del estímulo es lo que dará los mayores beneficios al atleta siempre y cuando haya una base lo bastante sólida. Recuerda, no obstante, que un estímulo más fuerte necesita con mayor vehemencia una recuperación en condiciones.