La recuperación Parte1

La recuperación es un aspecto a menudo tratado de forma superficial o incluso pasado por alto en los procesos de entrenamiento aun cuando la medidas de recuperación puedan ser decisivas en la mejora del rendimiento potencial del atleta. En el siguiente texto, una traducción ligeramente abreviada de Fizicheskoi Kultury, Rusia, el autor pone de relieve muchos procedimientos recomendados de recuperación destinados a resistir cargas de entreno y recuperarse más rápidamente.

INTRODUCCIÓN

El tema de la recuperación, tanto si es recuperación duraWS0800nte o inmediatamente después del entrenamiento, o durante los intervalos entre sesiones de entrenamiento, es de vital immportancia en el uso de cargas de entreno pesadas. Los entrenadores no pueden limitarse a ignorar los varios medios disponibles de recuperación.

Los medios higiénicos y médicos de recuperación son bien conocidos. Los medios higiénicos incluyen vaios tipos de masaje y automasaje, baños, descansos autosugestivos, descansos pasivos y descansos activos. Los medios médicos incluyen detecciones tempranas de estrés y sobreentrenamiento, recuperaciones llevadas a cabo en instalaciones especiales, tratamientos de lesiones y prescripciones de fármacos.

Sin embargo, debería remarcarse que el uso de medios artificales para ayudar a la recuperación puede debilitar la capacidad natural del cuerpo para recuperarse a sí mismo. Por esta razón deberíamos buscar un entorno que estimule al cuerpoa restablecer sus propias capacidades con sus propios recursos. Estas guías deben seguirse para un mejor uso de los medios de entrenamiento. Cuando los entrenadores planifican e implementan un programa de entrenamiento individual, deberían llegar a un equilibrio entre el entrenamiento del atleta y las influencias competitivas y su potencial funcional.

CAMBIOS POSITIVOS

La fuerza de un atleta regresa después de unos pocos minutos tras realizar un ejercicio sencillo.Al mismo tiempo, una carga exagerada fracasa en el intento de brindar cambios positivos en el cuerpo del atleta. En vez de eso, cargas excesivas sobreestresan ciertos órganos y sistemas, además de fatigar el sistema nervioso. En tales casos la recuperación puede prolongarse durante muchos meses. Es, pues, necesario proveer intervalos de recuperación más que óptimos entre los ejercicios de entrenamiento individual, y más importante aún: de la adecuada cantidad de descanso entre sesiones de entreno.

Si un intervalo de 24 horas es suficiente para una recuperación completa para un atleta que entrena a diario, tales sesiones de entreno rest-running 2pueden ser toleradas por muchos meses. Por ejemplo, un corredor de distancia puede tolerar esto hasta por seis meses durante el período de preparación. Por otra parte, los atletas de track and field raramente se sirven del descanso pasivo más de un día, normalmente sólo un día a la semana. Los principales medios de recuperación son reducir la carga al hacer más fácil el entreno durante uno o más días. Y lo que es más, tras dos semanas de entrenamiento intensivo, un atleta puede beneficiarse de una semana de entrenamiento reducido para recuperarse e inducir el efecto de sobrecompensación.

Un período de dos semanas de entrenamientos más fáciles de lo normal es efectivo durante la fase de competición, naturalmente siempre y cuando el atleta haya llegado a su máximo físico y psicológico anteriormente. Los microciclos de entrenamiento y competición deberían ser estructurados para crear los cambios físicos deseados y al mismo tiempo permitir un nivel más alto de recuperación. Diferentes cargas de entreno deberían ser alternadas con descanso activo de acuerdo con la naturaleza de vaivén de la carga, ya que sigue una tendencia vertical.